1r MES DE VIDA: NUESTRO DÍA A DÍA

¡Hola a tod@s! No quiero caer en el error de saludar en femenino que sé, que hay hombres que también nos leen. ¡Bienvenidos a todos!

El post de hoy trata sobre el primer mes de vida de Jan, de como aprendí a cuidarlo y algún que otro consejo así como experiencias. Como siempre, espero que os guste.

Como ya sabéis, nos dieron el alta un sábado por la mañana. Pleno agosto y mucho, mucho calor. En casa íbamos todo el día en pañal, Jan, lógicamente. Yo iba con mi camisón y mis parches anti-goteo que tanto he llegado a odiar. Cada dos por tres me caían al suelo y mi Sr. marido los iba recogiendo porque yo con la cesárea no podía agacharme. ¡Parecía Gretel dejando un camino para no perderme en mi propia casa! [CONSEJO] Para las que vais a ser mamis y me leéis, yo me compré un pack de 72 discos de lactancia en Toy”r”us. No recuerdo bien el precio, pero relación calidad-precio eran los mejores que encontré en el mercado.

Usábamos mucho el cojín de lactancia que me regalaron unos amigos. Después de terminar con la época de pecho, le hemos dado bastante uso también. Las mamis, lo podemos usar para dormir, para usar como tope si dejamos al bebé en la cama unos instantes, etc. Así que, recomiendo mucho, mucho el cojín de lactancia. Si os preguntan qué queréis para la llegada del bebé, es una buena opción. Si os fijáis en la foto, mirad como tenía mis tobillos y gemelos. ¡Un elefante los tenía más delgados que yo! En la recta final de mi embarazo retuve mucho líquido pero después de parir, las 48h después sobretodo, tenía los tobillos y los pies hinchados de manera exagerada. Además de engorroso, era molesto ya que al andar, me dolía un poco. Por suerte, fueron dos días ya que poco a poco fui eliminando todos los líquidos.

Cuando nos dieron el alta, el pediatra me comentó que Jan estaba algo amarillo pero que no me preocupara ya que no era nada preocupante. Sí me comentó que, cada día hiciéramos baños de sol (durante 10 minutos aproximadamente) detrás del cristal siempre. Así que, mami ya tenía deberes. Cada día, después de levantarnos de la cama, hacíamos el cambio de pañal, su toma de pecho y luego tocaba hacer el baño de sol pues la mejor hora era entre 9h a 11h o sino ya por la tarde de 17h a 19h. Estuvimos un par de semanas haciéndolo hasta que yo misma vi que su tono ya era rosáceo y su pediatra me dio el visto bueno. Como veis, debía taparle la cara ya que en la cabeza no era necesario que le diera. Aún conservaba su cordón umbilical. No le cayó hasta pasados un mes. Yo ya sufría… como veía muchos bebés que a la semana larga les caía… Pero lo divertido de los baños de calor era que, al estar totalmente desnudo, el señorito le daba por mearse siempre. Y ahora sí que ya parecíamos Hansel & Gretel, cada uno dejando el rastro a su modo.

En su primer mes de vida estuvo durmiendo junto a mi en la cama pero “dormía” horrorizada cada noche, pensando en que algún día podía darle algún golpe o ahogarlo sin querer. Así que, vi este cuco el cual me enamoré, y se lo compré con la idea de ponerle en nuestra cama y así, él tener su espacio, nosotros el nuestro y evitar poder hacerle daño inconscientemente mientras dormía. Pero la idea no resultó tan buena como pensaba. El cuco nos fue genial, pero ocupaba mucho y mi marido y yo, que nos queremos mucho, pero en pleno agosto y sin aire acondicionado… a mí que no se me pegue nadie. (jiji) No teníamos suficiente espacio pero aún así, aguantamos bastante con el cuco en la cama, (creo recordar que hasta los casi tres meses) hasta que lo vendí en IGstories a una super mami. [CONSEJO] Instagram stories va muy bien para vender según que cosas. Si otras mamis le pueden dar uso, ¡mejor que mejor!

Esta es la cunita grande de Jan, donde duerme a día de hoy. Aún duerme con nosotros, sacamos una barandilla a la cuna y la hemos pegado a la pared y a continuación, nuestra cama. Ahora sí que dormimos genial ya que él tiene mucho espacio (lo necesita) y Jordi y yo tenemos el nuestro. Sobre el tema de cuando debe o no debe ir a su habitación, es un tema que no hemos comentado mucho. Si fuera por Jordi creo que ya lo iría llevando a su habitación pero yo me quiero esperar al menos, a que tenga 6 meses. Sé que cada vez iré alargando hasta que diga, ¡coñe, si tiene ya 15 años! No… jeje pretendo que al menos se sepa dar la vuelta si queda hacia abajo. Tengo miedo a que se de la vuelta un día (aún no lo hace) y se quede boca abajo sin poder volver a mirar hacia arriba. Así que de momento, seguirá con nosotros. Durante sus primeros meses de vida, lo acostábamos (digo -ábamos porque ya no cabe) en el cochecito, dentro del capazo/cuco. Me iba genial ya que si lloraba un poco, meneaba el cochecito y se quedaba frito al momento. Así que, meneo arriba, meneo abajo… niño dormido y papis a cenar. Una vez cenados, cogía a Jan y lo llevaba a la cuna y yo me acostaba a su lado. Nunca lo dejamos solo en la habitación.

Jan iba creciendo y era un larguirucho delgado. Estaba lleno de pliegues, le faltaba relleno jeje cosa que, se solucionó rápido al introducir los biberones.

Así nos pasábamos el día Jan y yo. Como veis, siempre estaba dormido encima de mi pecho. Recuerdo esas noches, como noches muy duras. El hecho de que el padre no de el pecho, agota a la madre. Y es que, cada 2h Jan lloraba porque quería mamar y yo lloraba porque estaba agotada, muy agotada. Jordi se levantaba para cambiarle el pañal algunas veces, otras lo hacía yo porque tenía miedo que le cayera el niño de camino al cambiador. (Tonterías sí, pero cualquiera le lleva la contraria a mis hormonas.

Comer y dormir. Esa era nuestra rutina cada 2h hasta que introducimos el biberón. Pude disfrutar de un poco más de tiempo pues, al quedarse tan saciado, no solía pedir antes de las 3-4h. ¡Podía lavarme los dientes tranquila! En serio, los primeros días recuerdo que eran las 14h del mediodía y sin lavarme los dientes… Ay mamis… ¿a que me entendéis? Jordi me ayudaba mucho ya que él también le daba el biberón y por las noches aunque siempre se lo daba yo, él se levantaba a prepararlo y le traía a su hijo su toma.

Los primeros días sobretodo, no quería separarme de él ni para ducharme, tenía miedo que empezara a llorar y yo no poder atenderle. Así que, mami se duchaba cuando papi llegaba. En esa época, Jan aún aguantaba en brazos de su padre cuando lloraba cosa que ahora… ahora es solo mami. (También os contaré esta experiencia).

Durante el primer mes de vida de Jan, se mezclaron mil sentimientos dentro de mí. Era feliz porque tenía conmigo lo que siempre había deseado. La lactancia no me lo puso fácil y no dejó que disfrutara al 100% durante el primer mes de vida de Jan. Aunque introdujéramos el biberón, sabéis que hacíamos lactancia mixta y, que tampoco fue fácil. Durante su primer mes de vida, fueron muchos los que me escribían, me llamaban, querían visitar a Jan y yo… yo quería estar sola, relajarme, conocer y ser conocida por mi hijo. Las visitas fueron duras al principio pues, siempre me daba respeto que la gente cogiera a Jan. (No todo el mundo se lava las manos antes de coger a un bebé, o tiene intención de ello) Ahora es algo de lo que no me preocupo para nada. Como madre primeriza, piensas y sientes cosas que hasta que no las vives, no sabes nunca como actuarás. Aún así, debo decir que la gente se comportaba muy bien, y si creía que algo no era correcto, ¡no tenía reparo en decirlo! Soy de las que pienso que con educación, todo puede decirse. ¿No es cierto?

Y aunque este primer mes fue de adaptación mutua, Jan y yo ya llevábamos conectados 9 meses atrás y eso, lo he notado desde el minuto 0. Todo lo malo quedaba atrás cuando le miraba y le observaba mientras dormía. No podía estrujarle como lo hago ahora porque parecía de cristal, pero debo darle las gracias a mi hijo porque él… me lo ha puesto fácil siempre.

A continuación, os nombro un par de cositas que creo que me han sido muy útiles en ese primer mes de vida así como otras que tenía y no las he usado o no me han ido como esperaba.

COSAS ÚTILES DURANTE EL PRIMER MES DE VIDA

  • Arrullos o muselinas: Siempre va bien tener un par ya que el bebé se siente más arropado. A día de hoy Jan duerme siempre con su muselina pues, le da seguridad, le transmite tranquilidad y le calma el olor que desprende. Si hay luz es ideal para taparle y crear un clima de calidez para dormir. Los arrullos son bastante caros en según que sitios, yo los compré por internet y las muselinas a 4 euros 3 unidades en PRIMARK.
  • Cojín de lactancia: Aunque no deis el pecho, si tenéis un cojín de lactancia porque os lo han regalado, ¡no lo tiréis! Podéis dormir con él mamis, hacer de soporte como una almohada más si dejáis al bebé tumbado en la cama o va genial para aquellas personas que no tienen demasiada experiencia en coger un bebé. Sentados, se lo pueden poner como flotador y así se sienten más seguros con tu bebé encima y tú… tú también estarás más tranquila.
  • Campana extractora: Sí, has leído bien. Si tu bebé coge un berrinche que no sabes como calmarlo, acércate a la campana extractora y me cuentas. Creo que jamás había usado este electrodoméstico que durante el primer mes de vida de Jan. A día de hoy, uso spotify y le pongo ruidos blancos que se asemejan al ruido de la campana extractora o a un aspirador, que sino la factura de la electricidad…
  • Hamaca: Tras mirar muchos modelos, decidí comprar la hamaca de Chicco que tiene 3 posiciones y se puede doblar y guardar. Aunque la usé casi con un mes y medio largo, he de decir que la hamaca es algo muy útil y práctico que no puede faltarnos en casa. Tenía claro que no quería gastarme mucho dinero en ella ya que cuando empiezan a ser más conscientes que están atados, la rechazan. La nuestra nos costó 55 euros.
  • Bañera STOKKE: Para los que no tengáis una bañera o no queréis llenar cada día la vuestra, porque tenéis poco espacio o porque simplemente no queréis accesorios grandes, os recomiendo la bañera plegable de la marca Stokke. Se pueden elegir 3 colores. Nos costó 40 euros. La verdad que estamos muy contentos ya que es una bañera que se puede plegar, guardar sin problema tras su uso y te la puedes llevar de viaje ya que no ocupa nada de espacio.

COSAS QUE TENÍA Y NO HAN SIDO ÚTILES:

  • 50.000 colonias. No es necesario que te compren tantas colonias pues lo que más vas a usar durante el primer mes de vida son pañales y cremas. Si quieren hacerte un regalo, ¡pide estas dos cosas! Yo no he usado colonia con alcohol hasta los 4 meses de vida y cuando digo colonia con alcohol, me refiero a Nenuco.
  • Funda del cambiador: Cuando compramos el cambiador de Jan, compramos una funda para la parte acolchada. Error. Esa funda siempre acaba sucia sino en cada cambio, casi. Cuando no tienes experiencia cambiando pañales, te pasas la mañana para hacer un cambio y es en ese instante, cuando estás distraído, que tu hijo decide hacerte una fuente de pipi. ¿Dónde va a parar esa fuente? en la funda. Jordi y yo optamos por comprar cambiadores que se usan para la gente mayor o personas con incontinencia, que se ponen en la cama debajo de las sábanas. Los compramos en la farmacia y nos va genial ya que cuando se ensucian, los tiramos a la basura y ponemos uno nuevo y limpito. Con la funda, como solo tenía una, era un rollo y sinceramente, no iba a comprar más fundas cuando algunas son especialmente caras. La nuestra la compramos en ikea.
  • Termómetro de agua: El baño de Jan era algo que me hacía mucha ilusión y aunque sus primeras veces fueron caóticas, poco a poco todo cambió. A día de hoy no uso para nada el termómetro de agua en el momento de su baño. En un curso que hice, nos comentaron a los papis que, el mejor termómetro era la parte de nuestro antebrazo. Es una parte de nuestro cuerpo sensible, que nos indica muy bien la temperatura.
  • Pera de succión nasal. No lo he visto nunca nada útil. Uso el aspirador nasal que lo veo efectivo, rápido y limpio.
  • Soporte para el bebé en la bañera. Así como he comentado anteriormente, estamos encantados con esta bañera, pero el soporte que se vende a parte, no me ha acabado de gustar. El niño quedaba encogido y se me iba para un lado u otro. Hace tres semanas, fuimos al Carrefour y compramos por 14 euros, un soporte en el que Jan puede introducir sus extremidades y así estar más sujeto. Él está más cómodo y yo más tranquila ya que es imposible que pueda volcarse.

Nadie dijo que fuera fácil, pero tú lo hiciste posible.

Anuncios

12 comentarios sobre “1r MES DE VIDA: NUESTRO DÍA A DÍA

  1. Que lindo post… me gusta mucho leerte y seguir el crecimiento del pequeño jan.. soy de peru y tbm tengo un bebe q recien esta por cumplir los 3 meses..
    Cada linea de tu post hace q me sienta tan identificada y respaldada.. saber q tantas mamis pasan por lo mismo… y lo que nos quedaa aunn..
    Saludoss

    Me gusta

    1. ¡Hola Katherine! Felicidades por tu peque 😀 Me alegra que te sientas identificada y así poder ayudar. Yo en mis momentos de caos, lo hubiera agradecido. Claro, somos muchas las que vivimos lo mismo. Forma parte de la maternidad. Un beso enorme mami 🙂

      Me gusta

  2. Me ha encantado tu post, me he identificado al 100℅. Da gusto leer historias así y no de esas en las que todo es de color de rosa y la maternidad es facilisima. Quería comentarte que en cuanto al tema de los cambiadores, yo descubrí en Mercadona cambiadores para bebe de usar y tirar y vienen genial porque son baratos y evitan que tengas que lavar las fundas de tela. Un saludo!! 😘

    Me gusta

  3. Madre mía que cambio en tan poco tiempo por favor!!! Lo de dormir en la cama a mí me pasa y nunca me he atrevido a meter a Sofía… no dormiría nada!! Y bueno, en cuanto a lo que no has usado, en el soporte de la bañera estamos igual, pero el termómetro.. yo no sabría vivir sin él! jajaja porque para mí siempre está fría y para Carlos ardiendo así que, termómetro y sin peleas! jajajaj
    Un beso reina, me ha encantado, como siempre!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Buenos días bonita! Yo es que adoro el agua calentita y mi marido, tirando a fría… y yo ya he aprendido qué temperatura le gusta más a Jan, y es como yo. Le gusta calentita. Aún así, siempre meto el codo varias veces, cualquier día me caigo dentro. jijiji Un besazo guapa.

      Me gusta

  4. Hola! Yo tuve a mi niño el 21 d agosto d 2016 y tu el 23, así q veo sus fotos y veo a mi niño. Tienen los dos los mismos mofletes q te entran ganas de pegarles un bocao! Me siento muy identificada contigo pues el primer mes de vida de Martín fue muy duro…tenia miedo de todo y sobretodo de las visitas, tanto que acabe diciendo a mucha gente que hasta que pasara la cuarentena no vinieran (jijiji) porque no respetan, lo tocan viniendo de la calle sin lavarse las manos…. Y fue una época de mucha calor y vivimos en Cadiz y hacia muchísima muchísima calor y no tenia ganas q vinieran a echarle el sudor encima (paranoias) . antes te comente en una foto d instagram q yo tb lo pase mal con la lactancia, d hecho solo estuve un mes…porque no me salia cantidad suficiente y empecé la lactancia mixta y a continuación llegaron los cólicos y reflujos……. Al final formula solo y estoy súper contenta y relajada. Ahora mi preocupación es que el 24 de enero empiezo a trabajar y tengo que dejar a Martín en una guarde y me da panicoooooo… Pero no tengo más remedio.. Q opinas sobre esto? Uff yo es que me sigo obsesionando con muchas cosas la verdad, siempre lo tengo todo muy limpito sus pipos y sus cosas y alomejor en la guarde no tienen la misma higiene..un besado guapísima gracias x leerme, te dejo ya q m enrrollo más q una persiana!!!!! Espero tu respuesta y espero poder ver algún día x Cadiz a tu mofletudo q m encanta!! Mi insta es @laurygalvez sigueme porfi

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Buenos días Laura! Se llevan muy poquito entonces tu peque y Jan! Coincido contigo eh (paranoias) jeje supongo que es normal de mamá primeriza y asustadiza jejeje Pero lo haces super bien! ¡a la vista está!
      Tema guardería… es un tema algo complejo. Mi intención es llevarlo cuando tenga un año pero porque a día de hoy, puedo quedarme con él hasta mediados de agosto. Luego le va a tocar ir a la guardería si, durante este tiempo no me toca el euromillón. Soy como tú, lo tengo todo limpio y me gusta que todo lo que toque así sea… pero cuando vayan al parque y coman arena Laura, no lo vamos a poder evitar… Ánimo mami. Un besazo.

      Me gusta

  5. Completament d’acord amb els imprescindibles.
    Jo el cuco encara l’utilitzo el tinc al chaise longue del sofa i a la tarda hi fa sempre la migdiada. El primer mes no ésta fàcil però l’esforç val la pena. Gràcies per lo de super mami, den el que podem.
    De super mami a super mami.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s