25,5 KG.

¡Hola a tod@s! Hoy os traigo un tema que me habéis pedido much@s: MI PESO. Antes de contaros qué he hecho para poder volver a mi peso actual (aún me faltan 3kg) os debería contextualizar un poco.

img_4069

 

Antes de quedarme embarazada pesaba bastante poco por lo que me pertoca según medidas, concretamente pesaba 50 kg. Estaba en un trabajo con mucho estrés, soy muy nerviosa y si además le añadimos que soy adicta al café… todo suma. Estrés, nervios, café y tabaco. Pues bien, me engordé 2kg expresamente para poder pesar 52 kg y quedarme embarazada y estar en un peso más aceptable. En un viaje a Londres en noviembre del 2016, Jordi y yo decidimos embarazarnos. Pero no fue en Londres sino en Barcelona, en el puente de la purísima, donde concebimos a Jan. En menos de un mes, tras esa decisión, ya estaba embarazada. Y ahí empezó mi aventura con los kilos. Antes de quedarme embarazada comía muy sano: verdura, pescado, pollo…¡y siempre a la plancha o hervido! Como he comentado en alguna ocasión, me obsesioné mucho con la toxoplasma. Eran tantas las ganas que tenía de ser madre que no quería que nada se interpusiera en ese camino a la felicidad. La toxoplasma como bien sabéis, se puede contagiar a raíz de los excrementos de gato o bien en según que alimentos por no lavarlos bien. ¡Pues qué genial idea tuve yo? (nótese ironía) pues que en el segundo trimestre que es cuando cogí esa obsesión, no comía verdura, ni nada que tuviera que lavarse por posible infección de toxoplasma. ¿Qué comía? Pre-cocinados, congelados, envasados, legumbres en botes de cristal, etc. Y si a esto le sumas el mes fantástico de julio y agosto que Mcdonald’s iba promocionando con su app…

img_0326

¿Quién no coge 25,5kg con esta alimentación y 0 deporte? jaja También retuve mucho líquido, me hinché mucho… parí en pleno agosto con todo el calor que hacía, todo suma.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

img_0779

Como realmente me faltaban unos 5kg de mi peso ideal, cuando la gente me preguntaba cuántos kilos llevaba ganados y les comentaba que 20, alucinaban. Pero cuando me veían me decían que estaba estupenda. Los número asustan de entrada, pero lo que cuenta es lo que se ve. Así que yo, cuando tenía 20 kg de más, estaba “contundente” pero no estaba exageradamente con sobrepeso. Al final de todo mi embarazo, sí que ya estaba hasta incómoda. Me salieron rozaduras entre los muslos del roce al caminar. Era realmente molesto. Me cansaba subiendo escaleras. Me ahogaba fácilmente, si bien normal ya que en el embarazo nos cuenta más respirar. Así que en mi báscula, llegué a visualizar el 75,5kg. Fue mi peso tope. Cuando parí, tenía muchas ganas de hacer dieta pero si das el pecho, no es recomendable. Sí cuidarte, pero no hacer una dieta estricta ya que tu hijo se alimenta de lo que tú consumes. Así que, empecé a cuidarme y a volver a comer verdura. Mi marido me iba diciendo que en el Mcdonald’s estaba el menú Mcpollo a 3 euros y yo, caso omiso. Fue parir, y se me quitaron las ganas de comer comida basura. Si es cierto que de vez en cuando como, no le digo que no, me encanta. Pero para nada al mismo ritmo que íbamos teniendo anteriormente. Él como va al gimnasio y lo quema… ¡menudo! Pero yo… yo soy anti-deporte. No me linchéis… Sé que es muy beneficioso y me iría genial pero… no tengo constancia. Para el deporte, no he sido constante más que en una época que iba cada día al gimnasio hasta que dejé de ir un día y dejé de ir toda la vida.

Cuando dejé totalmente de dar el pecho a Jan, ya empecé a hacer una dieta más estricta. No sigo ninguna en concreto. No soy muy creyente al respeto. Si comes verdura y cosas hervidas y a la plancha, te adelgazas. No hay más. Comer sano es primordial. Si añades deporte, más que mejor. Yo no he tenido ninguna estría en todo el embarazo. Ni una. Pero sí que tengo flacidez ahora mismo. Me iría genial el gimnasio o hacer deporte en casa, andar, correr… pero no me gusta. Me conozco y no lo haré. Yo estoy a gusto conmigo misma, y el que está a mi lado también debe estarlo. Sino, ¡ya sabe! 😛 Pero primero de todo, una debe verse contenta consigo misma. Si te ves mal, haz algo para cambiar. Si te ves bien, mantente. Y ya está. Cada uno es como es y no todas tenemos que tener la misma silueta, ni la misma talla ni nada. Yo tenía una 36 y a día de hoy estoy en una 38 y a gusto que estoy conmigo misma. El otro día me pesé y estoy en 54,9. 55kg vamos. Me gustaría quedarme en 53 kilos. Mido 1,66. Lo ideal serían 55kg. Pero por mi experiencia, me siento mejor con 53kg.

También debo confesaros una cosita. Fumo. Me gusta, me apetece y no voy a quitármelo. Cuando vi en el predictor que estaba embarazada, tiré todos los paquetes que tenía a la basura. En 9 meses de embarazo, no he fumado, me he apartado cuando alguien fumaba, no he bebido alcohol ni he brindado para fin de año ni para mi cumpleaños. 0 “perjudicaciones” (me acabo de inventar esta palabra). Cuando daba el pecho a Jan, lo mismo. Nada de nada. Cuando decidí dejar el pecho e introducir alimentación artificial, de la llorera y el disgusto que tenía, recuerdo que abrí una botella de vino tinto. Me serví una copa, me puse la chaqueta, y me fui a la terraza. Me encendí un cigarro y, llorando… me lo fumé. No olvidaré jamás ese cigarrillo, ese momento. Pues bien, he vuelto. Sabía que volvería. Muchas pensaréis que qué tonta soy por volver si pude dejarlo en su momento. Los que me conocen saben que siempre he dicho que cuando me quedara embarazada, dejaría de fumar al momento. Pero que luego quizás, volvería. ¿Porqué? Porque me gusta. Sé que muchas no me vais a entender o no lo compartiréis pero, para mí… ir a la terraza y fumarme un cigarro es mi vía de escape y desconexión. Ser madre no es fácil y no todo es tan bonito como se plasma. Hay realidades escondidas que deben salir a la luz. ¿Madres reales? Yo digo, personas reales. Y a mí, estos momentos me sientan genial. Pero mi recomendación no será que fuméis, sino que comáis sano y que de vez en cuando, ¿porqué no? ¡os deis una buena comilona! LA VIDA SON DOS DÍAS COMO PARA ESTAR SIEMPRE HACIENDO DIETA. (Ojo, no incito a fumar. Es perjudicial y no es bueno, lo sé).

img_0060

A día de hoy mantengo la línea Alba. No me molesta, al contrario, me gusta tenerla. Me trae muy buenos recuerdos. Las zonas más afectadas en mi cuerpo son las piernas y el “culete”. Debería trabajar esas zonas, pero ya sabéis que…¡odio el deporte! Admiro mucho a las personas que cada día o casi cada día, invierten tiempo para ello. Mi marido, le encanta el gimnasio. Es anti-tabaco y le encanta el deporte. Polos opuestos se atraen, ¿decían?

Otro de los problemas con el que me encuentro en mi día a día es en el pelo. ¡Qué horror! Suelto más pelo que mis perros… Cuando estoy en la ducha, cuando me aclaro el pelo… madre mía la de cabello que suelto. Es impresionante. Pero forma parte del post parto. Toca pasarlo. No tomo nada para remediarlo. Uso mascarilla fortificante y un champú especial de peluquería que me dieron para cabellos teñidos. Nada más. ¿Algún consejo natural? No quiero tomarme pastillas, no soy muy amiga de ellas. Antes de ayer volví con las pastillas anticonceptivas, y no quiero tomar nada más salvo la medicación que toque tomar por si estoy resfriada u otras variantes.

¿Cuál es mi secreto? Ninguno chicas. Comer sano y moverse un poco. Eso sería lo ideal. Pero lo más importante de todo…¡estar bien con uno mismo! Eso es lo primero de todo. El cuerpo es cambiante, no siempre vamos a estar en el mismo peso. Crecemos, evolucionamos y cambiamos de hábitos. A ver si se piensa Jordi que cuando tenga 80 años va a tener tableta de chocolate… 😛 Al final, queda lo que queda. Y aunque suene topicazo, quererse…es lo importante. Cada persona es un mundo y hay quienes nacen delgados, otros con más peso, otros con sobre peso y otros extremadamente delgados. Y no porque yo haga X acción, significa que otro obtenga los mismos resultados. Esto es muy importante, tendemos en caer en el pensamiento de que si a X persona le funciona X tratamiento, a mí también me funcionará. Debo medir muy bien lo que digo porque, hay mucha gente que toma ejemplo de lo que la gente escribe y por favor, sí pido que usemos todas la lógica y la coherencia. Así que no os obsesionéis con tener el peso ideal, obsesionaros en quereros, en sentiros a gusto y a veros en el espejo y decir: ¡Así soy, y así me quiero! Y si no es así, ¡lucha por quererlo!

Hace más el que quiere que el que puede. ¿La clave? Nuestra mente. Todo está en nuestra mente.

Como siempre, gracias por leerme, por todos vuestros comentarios y por vuestro apoyo. ¡Sois geniales! 

Aprovecho para comentaros que hoy es el último día para votar al mejor blog en la categoría PERSONAL, que es por la que yo me presento. Si te gustan mis posts, mis pensamientos, mis experiencias y quieres votarme, te dejo los pasos a seguir:

concurso-madresfera-ranking

Para poder votarme tenéis que entrar en este link http://www.concursismo.com/rankings/madresfera/nomina.php?cat=4 e introducir vuestro nombre, un correo electrónico y la dirección URL de mi blog que sería: https://noemiefergo.com/ Recibiréis un correo electrónico dónde tenéis que confirmar vuestro voto ya que sino, no es válido.

¡MIL MILLONES DE GRACIAS!

Anuncios

14 comentarios sobre “25,5 KG.

  1. Vamos, normalmente me gustas pero hoy, ¡me quito el sombrero! Quererse a uno mismo…y no hay mas. Sólo verdades en el post de hoy y un cuerpo y una cara que no necesitan dietas! Lo del deporte ya sabes lo que te dije pero oye, con un peque ya se está bien activa y déjate que empiecen a andar!

    Mil besitos linda!

    Le gusta a 1 persona

  2. Ole tú! Y menuda suerte!! Aquí una ex fumadora ex gimnasta y ex dietera (vale me lo he inventado también), que engordó 29 kilazos (pesaba 60) y ahora después de 8 meses de tener a #migorditobello peso 74..así que he decidido (propósito de año nuevo) apuntarme al gimnasio e ir tres veces a la semana (menos es nada no?) y eso implicará cuidar mi alimentación (o eso espero…) #personasreales #somosmuchas

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajaja me gustan las invenciones palabriles! jeje Todo lo que te propongas, será bienvenido guapa. Piensa que los cambios que uno decide, son los buenos cambios. Tú puedes guapa! Unos días costará más, otros…¡menos! gracias por tu comentario Meritxell. Un super abrazo guapa! #esosomosmuchas

      Me gusta

  3. Que alegría que hayas perdido tanto peso, yo engorde 13 kilos en total en el.embarazo, y cuando tuve a Martín se me quedaron seis que aun no he perdido…me apunte en noviembre al gimnasio pero es que no.me da tiempo de ir y ahora q empiezo a trabajar pues menos. Pero estoy segura que cuando empiece a trabajar empezare a perder……yo sigo con la app del.macdonals enganchada… Todos los findes jajaja

    Le gusta a 1 persona

    1. Piensa que mayoritariamente, todos esos kilos eran por comer mal. Solo con quitarme ese vicio, ya los he eliminado. Aún así, se me resisten algunos que bueno, tampoco me vienen mal. Pero sí que debería ejercitarlos… Con el trabajo seguro que pierdes, ya verás. Yo me eliminé esa app, ¡la lleva el diablo! jaja besos guapa y gracias por comentar 🙂

      Me gusta

  4. Nunca comento pero hoy tengo que hacerlo!Ole tú! Muchas te habrán leído mientras buscaban la fórmula mágica para volver a su peso y tú se la has dado:Quererse a una misma. Qué importante en una sociedad que nos bombardea con imágenes poco saludables que n os distorsionan la realidad. Abrazote!

    Le gusta a 1 persona

  5. Me encanta!! Tú, el post de hoy y sobre todo Jan!!
    Por nuestros bebitos engordamos más de la cuenta… jajajaja
    Pero y lo felices que somos, como tú dices, lo mejor es vernos bien. Yo también tengo que perder 2 kilos, pero mi vicio es la Coca Cola, la bebería a todas horas!!
    Yo te veo divina nena, estas ideal y eso es lo que vale. Ahora empezaremos con la verdura al vapor y este verano estaremos de miedo!! Muchos besos familia, sois geniales!! 😘😘

    Le gusta a 1 persona

    1. Qué bonita eres Cristel!!!! Uf, coca-cola… no la he mencionado pero bebo cada día. Eso sí, sin cafeïna y light. Que sino… mal voy. jaja Muchas gracias guapa, tú sí que estás divina. Eso, un poco de verdureo y a vivir la vida tú, que también apetece pizza y comida “fast food” 🙂 besotes preciosa! y gracias por estar siempre!!!!!

      Me gusta

  6. Estupendo post! Yo he vivido durante muchos años un tanto obsesionada con mi cuerpo, haciendo dieta y mucho deporte. Antes de quedarme embarazada estaba bastante delgada pero el tratamiento hormonal me hizo ganar así que me quedé embarazada con cuatro kilos extra. Gané otros 14 kilos durante el embarazo. A los diez días de dar a luz había adelgazado diez y a día de hoy estoy a tres kilos del peso inicial, antes del tratamiento. Sin embargo nunca me he querido tanto como ahora y me ha importado tan poco lo que marca la báscula. Como bien dices lo importante es querernos, vernos y sentirnos bien. Un besote guapa!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Claro guapa! Al final, son épocas. Nos obsesionamos mucho con algo y luego pasan los años y vemos que no es realmente tan importante. Que existen otras prioridades. Yo soy de las que piensa que una, debe ir como le guste: arreglada, menos arreglada, etc. Pero sea como sea, tenemos que mimarnos. Una se debe mimar primero a sí misma, luego ya la mimarán. Gracias por contarme tu experiencia bonita. Te mando un besazo enorme, enorme.

      Le gusta a 1 persona

  7. Debo decir que encontré tu cuenta de ig y por consiguiente este texto por casualidad y olé tú.Que alegría “conocer”(por lo menos desde la pantalla del movil)a una persona real.Yo tengo dos hijos maravillosos a los que adoro con todo mi ser y estoy a años luz de ser una mujer/madre/persona perfecta.Y al igual que tú no practico deporte,ni me privo de nada y sí,aunque en el siglo en el que estamos casi que nos crucifican por ello,también soy fumadora.Me alegro de haberte encontrado.A partir de hoy tienes una seguidora más.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Qué es ser mujer perfecta? ¿Madre perfecta? Es todo tan relativo… Lo importante, como bien he dicho es que un hijo esté bien atendido: comida, ropa, cariño… lo demás… son extras. Y para tu hijo, tú serás perfecta. Nosotras tenemos que estar bien pues una madre feliz = niño feliz. Nos tenemos que mimar y si nos apetece fumar, pues oye, a fumar. Nos apetece una pizza, pues bien cargada con mucho queso. La vida son dos días como para perder el tiempo en dietas y obsesiones… Muchísimas gracias por tu comentario Isa. Bienvenida 🙂 ¡Un beso!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s